Danza Clásica

El ballet clásico o danza clásica, nació en el siglo XV durante el Renacimiento italiano en las bodas aristocráticas y llego hasta nuestros días como formación académica gracias al rey Luis XIV de Francia quien fundo la primera academia de danza en 1662, la Académie Royale de Danse, donde se podía adquirir una formación profesional. Por lo que el arte de practicar ballet forma parte de nuestra historia.

Esta considerada dentro de la Bellas Artes y favorece, además de la apreciación artística, al desarrollo académico físico y mental, adquiriendo habilidades y capacidades que les brindan la posibilidad de realizar actos cada vez más complejos.

Su práctica a través de pasos y posiciones, está considerada como uno de los ejercicios más completos, ya que requiere concentración y capacidad para el esfuerzo como actitud y forma de vida.

En nuestro Conservatorio, iniciamos esta práctica desde los 4 años en los denominados Cursos Preelementales, donde su formación está enfocada a la creatividad e iniciación a la técnica. Posteriormente se puede acceder a las Enseñanzas Elementales, donde se ponen en práctica las técnicas de la escuela VAGANOVA, básicas de la Danza Clásica, profundizando en su aprendizaje técnico y coreográfico, he iniciándose en la práctica de las puntas como elemento tradicional de las bailarinas clásicas. Y finalmente en los Cursos de Ampliación de Estudios pueden especializarse en la disciplina, ya sea por hobby o con intención de continuar con una formación reglada accediendo a las Enseñanzas Profesionales.